Muchas de las empresas que exportan o que están llevando a cabo su internacionalización no poseen una Web adaptada para el exterior. Esto no ocurre con las grandes empresas las cuales poseen una página web para cada país o incluso región en un mismo país.

Si no se ha realizado un estudio a conciencia del país, no se pueden dirigir las acciones de marketing, tal cual las realizamos en nuestro país. De este modo, no podemos lanzar nuestra página web con una simple traducción. Debemos construir una página web para ese país, cumpliendo los objetivos prefijados para ese país, con cualidades que atraigan a tu público objetivo, en su idioma, mostrando solo los productos y servicios que vaya a ofrecer en ese país y haciendo hincapié en los que más demanda tengan en ese país. Algunas empresas optan por realizar un web internacional para salir al exterior, de este modo se abaratan los costes y se da una imagen internacional de la marca. Si optamos por esta vía debemos realizar subdirectorios de nuestro dominio para cada país.

Las diferencias socioculturales, religiosas, simbólicas, lingüísticas, legales, tecnológicas pueden representar una diferencia tan grande como para realizar una página web diferente en cada país. Asimismo, el público objetivo puede variar de un país a otro, mientras “Microsoft en EEUU” se centra en un público maduro, Microsoft en China se centra en personas más jóvenes. Freixenet, implementa una imagen totalmente distinta en cada país, lo cual significa distintas páginas web, a pesar de que sus productos son los mismos.

Las grandes empresas que operan en distintos países siempre realizan una página con el dominio de cada país, como por ejemplo, BBVA, BSCH, Zara, Movistar. Sin embargo, viendo la necesidad de muchas empresas de tamaño mediano de salir al exterior, surge también la necesidad de realizar un marketing adaptado para cada nuevo mercado, y por lo tanto, de construir páginas web internacionales. Por supuesto, esto conlleva un mayor esfuerzo económico, sin embargo en SocialGAG, le mostraremos que no es tanto el esfuerzo y que la rentabilidad es muy grande.

Por otro lado, la visibilidad de nuestra página web en el país objetivo se verá aumentada por el mejor posicionamiento de una página web confeccionada para ese país. De manera que con nuestra ayuda, llegarán muchos más clientes desde el exterior.